Regulación

Las criptomonedas han sido parte de nuestras vidas durante los últimos siete años, y desde entonces el sector se ha venido desarrollando a gran velocidad. Con más de 600 criptomonedas disponibles en la actualidad, existen por un lado grandes oportunidades para la innovación, pero también hay casos que dan a entender que en general las criptomonedas han sido implementadas para facilitar ciertos comportamientos dudosos.

Los desafíos regulatorios relacionados con las criptomonedas apuntan principalmente al anonimato de las operaciones y a la descentralización de las transacciones financieras. El objetivo de las autoridades es evitar la posibilidad de que las criptomonedas sean utilizadas como un medio para la actividad delictiva.

Teniendo en cuenta el hecho de que cada criptomoneda tiene características únicas, creemos que OneCoin y todas las demás criptomonedas del mercado deben ser evaluadas por un Regulador, en base a sus particulares características.

Para prevenir que las personas caigan en comportamientos criminales e indeseables, OneCoin monitorea a sus clientes e implementa reglas al tono con el desarrollo de la legislación. Por ejemplo, para prevenir el lavado de dinero, el robo de identidad, fraudes financieros y financiación del terrorismo, OneCoin ha implementado las normas KYC (“Know your Client” o en Español, “Conozca a su Cliente”), logrando así poner fin a cualquier posible conducta irregular de parte de sus clientes